Seleccionar página
Crema de Cacahuete Casera

Crema de Cacahuete Casera

Peanut butter , peanut butter!

Me acuerdo perfectamente cuando vi por primera vez la crema de cacahuete.

Me impactó muchísimo. Era en un viaje a Estados Unidos, acompañando a mi padre en una de sus rutas a Nueva York. En esa época él era piloto de Iberia.

Crema de cacahuete en una tostada, crema de cacahuete en un bagel, crema de cacahuete con mermelada de frambuesa…

Yo tenía diez años. Y no entendía nada. No entendía que aquello fuera un manjar de los cielos para los americanos. En mi mente, viendo como la untaban en un trozo de pan, lo asociaba (o traducía) a nuestra mítica Nocilla.

Para mí el chocolate tenía sentido. ¿Pero el cacahuete?

Hasta que un día me picó la curiosidad y decidí probarla. El flechazo fue instantáneo. ¡Es oficial! Para mí la crema de cacahuete es adictiva, con esa textura cremosa de salado y dulce. Y saber cómo hacer crema de cacahuete, receta muy fácil, es la opción más sana. 

Sin duda, una de las mejores maneras de conocer la cultura de un país es a través de su cocina. Sales de tu zona de confort probando nuevos platos, nuevos sabores…

Eso es lo increíble de viajar y conocer nuevas costumbres. Crees que ya lo conoces todo y no te queda nada por vivir, sobretodo cuando tienes diez años.

Mi hijo, mi mejor ayudante.

¿Habéis visto la película Julie & Julia, protagonizado por Maryl Streep? Pues a la protagonista le ocurrió lo mismo.

Imagínate una estadounidense viviendo en Paris en los años 40, yendo por las mañanas al mercado, comiendo en los mejores bistrot… la  gastronomía francesa le impactó tanto, que se apuntó a Le Cordon Bleu y después escribió un libro de cocina francesa para los americanos.

Cómo Hacer Crema de Cacahuete. Receta Casera, Fácil y Rápida

Volviendo a la crema de cacahuete, también llamada en otras partes del mundo peanut butter o mantequilla de maní, es un producto que hoy lo puedes encontrar en las estanterías de muchos supermercados. Pero antes no. ¿Te puedes imaginar mi sufrimiento? Aquí en España no había crema de cacahuetes.

Hasta que descubrí lo fácil que era hacerla en casa.

Sólo necesitas 400 gramos de cacahuetes tostados, una batidora o procesador de alimentos, y cinco minutos de tu tiempo.

  • En la batidora, los cacahuetes se convierten en polvo de arena al principio.
  • A medida que van picándose, se van convirtiendo en una masa pastosa.
  • Sueltan su propio aceite, ganando cremosidad.
  • Deja de batir cuando veas que no ya hay grumos y la crema es suave.
  • Et voilà! Ya tienes tu crema de cacahuete casera.
crema-de-cacahuete-receta

Cómo Hacer Crema de Cacahuete Casera

Pura adicción hecha en casa.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 2 min
Tiempo de cocción 4 min
Plato Acompañamiento
Cocina Americana
Raciones 1 tarro

Ingredientes
  

  • 400 gr cacahuete tostados y salados
  • 1 cucharada miel, azúcar o panela

Elaboración paso a paso
 

  • Pon los cacahuetes en una batidora. Al principio pon la velocidad máxima durante 3 segundos. Repite esta acción 3 veces. Aquí los cacahuetes se convierten polvo de arena. Luego pon una velocidad alta y constante durante 4 minutos. Verás cómo los cacahuetes pasan por varias fases, pasando por ser una pasta pegajosa y grumosa hasta convertirse en una crema suave de cacahuete.
  • Al final añade el endulzante que más te guste. Yo uso panela. Y bate 3 segundos.
  • Guárdala en un tarro de cristal hermético en la nevera o a temperatura ambiente.
Palabra clave crema de cacahuete, crema de cacahuete casera, peanut butter
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta
Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Las trufas de chocolate son el acompañamiento perfecto para las ocasiones especiales. Ahora que se acercan las Navidades, es tu oportunidad para sorprender a familiares y amigos con unas riquísimas trufas caseras.

Ahora que me vas conociendo un poco más, ya sabes que el chocolate me apasiona. Es una debilidad que tengo desde pequeña. Cuando tengo la oportunidad de hacer un postre de chocolate, como la tarta de mousse de chocolate y galletas, el brownie de chocolate o estas trufas, lo hago feliz.

Pero claro, de pequeña mi debilidad era más el chocolate con leche. El sabor amargo del chocolate negro y yo no nos entendíamos muy bien. Así que reconozco, que siempre tuve un sentimiento encontrado con las trufas, aquellos maravillosos dulces en forma de lágrimas achocolatadas … tan apetecibles, tan aparentemente aptos para mi paladar y … ¡pum! ese sabor amargo que me confundía. ¡No puede ser que esas cosas de chocolate tan bonitas sean amargas!, solía refunfuñar. Eran el placer prohibido.

Sí, es un postre para los amantes del chocolate. Los chocolateros de verdad. Y yo tenía que ser una más de la familia. No podía defraudar al Sr.Wonka.

Cuando eres pequeña, quieres ser mayor para poder conducir, salir con tus amigas, y hacer las cosas que hacen los mayores. Pues ésta era una de esa cosas. Cuando sea mayor me gustarán las trufas de chocolate. Yo sabía que estábamos destinadas a entendernos. Ellas y yo.

Años más tarde maduré, y mi paladar conmigo. Los dos íbamos creciendo en paralelo, nos íbamos educando a medida que iba probando más sabores.

Hoy no puedo vivir sin estas pequeñas.

Hay sabores que se hacen esperar y, que por alguna razón, no sólo van a terminar gustándote, sino que además los vas a amar.

¿A ti también te ha pasado?

Con esta receta sabrás cómo hacer trufas de chocolate negro con leche condensada de manera muy fácil y sencilla.

receta-de-trufas-de-chocolate

Cómo Hacer Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Las trufas de chocolate son el dulce perfecto para poner el broche de oro a las comidas especiales. Una debilidad para cualquier paladar.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo en la nevera 1 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 20 unidades
Calorías Ración 60 kcal

Ingredientes
  

  • 200 gr de chocolate negro para fundir
  • 125 gr de leche condensada
  • 20 gr de cacao en polvo

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea la tableta de chocolate blanco, métela en un bol y la fundes en el microondas a 700W poniéndolo 30 segundos. Remueve el chocolate y vuélvelo a meter otros 30 segundos. Repite esta acción hasta que el chocolate negro quede totalmente fundido. Consejo: no te puedes pasar porque el chocolate se quema fácilmente (y hace un humo tremendo, que me ha pasado). Para una tableta serán aproximadamente 2 minutos, pero siempre es mejor hacerlo poco a poco.
  • Añade la leche condensada al chocolate y remueve hasta que este todo bien integrado.
  • Deja enfriar la mezcla en la nevera durante ½ hora.
  • Con la pasta obtenida forma bolitas pequeñas (20gr aprox) con las manos y las vas colocando en el papel de hornear. Consejo: preferiblemente no aprietes mucho al hacer las bolitas para que no te queden duras luego.
  • Reboza las trufas en cacao en polvo y guárdalas en la nevera ½ hora para que se enfríen. Et voilà! ¡Ya tienes unas deliciosas trufas de chocolate!
Palabra clave trufas de chocolate negro, trufas de chocolate negro con leche condensada
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta
Crema Catalana

Crema Catalana

Un postre tradicional y muy popular de la cocina española es la crema catalana.

Me encanta la gastronomía que ofrece mi tierra, muy rica y variada, ¡y su cultura del buen comer! Sus distintos climas y paisajes, que varían de norte a sur y de este a oeste, aportan ingredientes de alta calidad y especialidades culinarias deliciosas. Y esta cultura gastronómica es algo que trataré de pasar a mis hijos.

Estoy aprovechando las yemas que me han sobrado de la pavlova de frutos rojos para hacer este manjar casero.

Durante el emplatado tenía dudas sobre si poner la crema catalana en los típicas cazuelas de barro o la ponía en en unos cuencos más modernos para innovar. Al final me decanté por las primeras, soy partidaria de innovar en la cocina, pero también me gusta respetar las tradiciones. Este postre es muy tradicional y una herencia de nuestra rica cultura gastronómica ¿Tú que harías? ¿Te quedarías con las cazuelas de barro o pondrías la crema en otro tipo de cuenco?

Si nunca has hecho este postre casero, y te estás preguntando cómo hacer crema catalana, te aseguro que es un postre sencillo y fácil de hacer. Sólo tienes que seguir los pasos que te voy a detallar en la receta.

como-hacer-crema-catalana-receta-tradiciona

Cómo Hacer Crema Catalana. Receta Tradicional

La crema catalana es un postre tradicional y muy popular de la cocina española. Es muy fácil de hacer ¡y sale riquísima!
4 de 5 votos
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 10 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 5 personas
Calorías Ración 314 kcal

Ingredientes
  

  • 1 litro leche
  • 150 gr azúcar
  • 1 rama canela
  • 1 corteza de limón
  • 8 yemas de huevo
  • 2 cucharadas maicena
  • 1 cucharada azúcar por ración para caramelizar opcional

Elaboración paso a paso
 

  • En una cacerola vierte la leche y añade la canela y la corteza de un limón. Esto se hace para perfumar la leche. Acuérdate de usar la piel del limón con lo menos blanco posible, lo blanco amarga. Ponlo a fuego fuerte y cuando arranque a hervir lo bajas y lo dejas 5 minutos. Apártalo del fuego y lo reservas tapado para que la leche siga cogiendo el sabor.
  • En un bol blanquea las yemas con el azúcar. Bate con la batidora de varillas las yemas con el azúcar; primero lento y luego a más velocidad. La mezcla irá espesando y poniéndose más blanquecina. Al final le pones la maicena y bates con la máquina de varillas hasta que esté todo bien integrado.
  • Vierte en esta mezcla la leche ya perfumada con un colador. Mezcla durante un segundo con la máquina de varillas eléctrica.
  • Pon esta mezcla de nuevo en el fuego, a fuego medio. Remueve con la varilla manual hasta que arranque a hervir y no haga grumos. Verás que la consistencia empieza a quedar más espesa y que la varilla empieza a dejar un poco de surco al remover. No lo dejes muy espeso porque al enfriar también va a espesar y queremos que quede cremoso.
  • Sirve la crema en cazuelitas de barro, o similares individuales, y lo reservas en la nevera.
  • Una vez esté la crema fría, espolvorea un poco de azúcar por encima y con un soplete quema para hacer caramelo. (Este último paso es opcional, para dejar a la familia alucinada). El postre no debe estar muy frío al tomarlo, te recomiendo sacarlo antes de comer.
Palabra clave crema catalana, crema catalana casera, receta de crema catalana
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta

Cómo Hacer la Costra Caramelizada de la Crema Catalana

Cremosa, suave y … crujiente. ¡Lo tiene todo!

La crema catalana pertenece a la misma familia de las natillas y cremas pasteleras, pero se diferencia por su característica costra de caramelo tostado que corona la crema y le da ese toque dorado y crujiente.

Esta costra es opcional, pero es una buena forma de sorprender a la familia mostrando tus habilidades de repostería. Es muy sencillo de hacer. Sólo tienes que espolvorear azúcar en la superficie de la crema y luego quemarlo con un soplete culinario. Acercas con cuidado la llama azul del soplete hasta que el caramelo sólido se va haciendo líquido y se acaba tostando. Es por esto que también se le conoce por el nombre de crema quemada.

Pavlova de Frutos Rojos

Pavlova de Frutos Rojos

La receta de pavlova de frutos rojos es una receta de ocasiones especiales en mi familia.

Cuando nos reunimos todos, mi madre y mi tía Carmela, que son grandes cocineras, traen siempre como postre pavlova de frutos rojos.

Es un dulce muy aparente y de elaboración muy básica. Merengue, nata y frutos rojos. Siempre puedes poner otros frutos a tu gusto. Es recomendable que se sirva después de hacerlo, para que mantenga su consistencia.

Es un postre que se hacía en honor a la bailarina rusa Anna Pávlova en sus viajes a Australia y Nueva Zelanda.

Ahora que se acercan las Navidades, este postre es ideal para sorprender a tus familiares y amigos. Viste mucho y es muy fácil de hacer.

De un postre sale otro postre. Durante la elaboración del merengue, me han sobrado cinco yemas. ¿Y ahora que hago yo con estas yemas? No sabía que hacer con ellas y se me ha ocurrido aprovecharlas para hacer una crema catalana.

Pavlova de Frutos Rojos para Comidas y Cenas Especiales

En lugar de crear la clásica tarta pavlova, siempre opto por crear raciones individuales en las comidas y cenas especiales. Esto lo hago para ofrecer a mis invitados la experiencia de vivir ese momento mágico al abrir el merengue y ver como cruje, degustar la nata y los frutos rojos al antojo de cada uno. Un postre traído de los cielos. Esta magia la viven tus invitados si cada uno tiene su porción.

La diferencia entre la tarta pavlova y las raciones individuales está en el tamaño del nido hecho con merengue. Este nido lo creas poniendo un pegote de merengue, con la cuchara sopera, encima del papel de horno. Con la parte cóncava de la cuchara empiezas a darle forma al nido, haciendo en el centro un hueco. Ese hueco, donde luego pondrás la nata, es lo que le da forma al merengue de nido o volcán.

receta-pavlova-frutos-rojos

Receta de Pavlova de Frutos Rojos

Pavlova de frutos rojos es el postre ideal para vestir con elegancia tus comidas y cenas especiales. Te sorprenderá lo fácil que es de hacer.
5 de 5 votos
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 1 h 15 min
Plato Postre
Cocina Australiana, Neozelandesa
Raciones 8 personas
Calorías Ración 308 kcal

Ingredientes
  

Merengue

  • 300 gr azúcar glas
  • 5 claras de huevos
  • 3 cucharaditas fécula de maíz (Maicena)
  • 1 cucharadita vinagre blanco o vinagre de manzana

Nata

  • 500 ml nata líquida
  • 150 gr azúcar
  • 25 gr azúcar avainillada

Para poner encima

  • 125 gr frambuesas
  • 50 gr moras
  • 50 gr pistachos
  • Coulis o mermelada de frambuesa (opcional)

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 120º arriba y abajo.
  • En un bol monta las claras a punto de nieve con una batidora de varillas eléctrica. Cuando estén montadas pero no excesivamente firmes, ve añadiendo el azúcar glas poco a poco. Bate hasta que quede brillante, que no se note nada el azúcar.
  • Añade las cucharadas de maicena con el colador y bate con las varillas (esto es para que no se bajen las claras). Por último, añade la cucharada de vinagre y bate con las varillas
  • Con el merengue listo, es el momento de crear 8 nidos, si vas a crear raciones individuales, o un nido de 20 cm de diámetro si vas a hacer la tarta. Este nido lo creas poniendo un pegote de merengue, con la cuchara sopera, encima del papel de horno. Con la parte cóncava de la cuchara empiezas a darle forma al nido, haciendo en el centro un hueco.
  • Mételo en el horno y deja que se haga el merengue durante 1 hora y cuarto.
  • Pon en un bol la nata y móntala con la batidora de varillas eléctrica. Ve añadiendo el azúcar poco a poco. Bate durante diez minutos hasta que la nata quede espesa.
  • Para montar las raciones, coloca la nata sobre los nidos de merengue y encima decora a tu gusto con los frutos rojos, pistachos triturados y coulis de frambuesa.

Notas

Otra forma de hacer la salsa de frambuesa es poner una cucharada de mermelada de frambuesa en un bol y meterlo en el microondas durante 30 segundos. Después añade una cucharadita de agua y remueve hasta que quede como una salsa. Si quieres quitar las pepitas de la mermelada de la salsa, puedes colarlo en un colador.
Palabra clave pavlova, pavlova de frutos rojos
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta
Panna Cotta de Caramelo de Mantequilla Salada

Panna Cotta de Caramelo de Mantequilla Salada

Una de las recetas más fáciles de hacer en este blog es la panna cotta de caramelo de mantequilla salada. Un dulce que sea delicioso para el gusto y atractivo para la vista, es un dulce que a veces sorprende por su sencillez en la elaboración. Como la panna cotta de chía con frambuesas que publiqué la semana pasada.

La panna cotta al caramelo de mantequilla salada es un postre italiano muy sencillo de hacer y con unos resultados que pueden hacerte quedar como un chef de la alta cocina. Es un postre sencillo y rápido, quitando el tiempo de descanso necesario para que se enfríe la crema en la nevera. Ese tiempo ronda las 3 horas. 

Cuando introduces la cuchara para cruzar la barrera del caramelo y llegar a tu destino final, sabes que estás a punto de disfrutar de un manjar. Dulce y cremoso. Un auténtico placer para el paladar. 

Si quieres preparar este postre para una comida o cena, ponte de margen al menos 4 horas de antelación, o dejalo hecho el día anterior. 

Cuanda hagas el caramelo trátalo con cariño. Al poner el azúcar en la cazuela, u olla, ponlo a fuego medio (6 en vitrocerámica) y no lo remuevas con una cuchara; agita con tacto el recipiente mientras el azúcar vaya cogiendo color. Una vez empiece a hervir, le añades, primero, la mantequilla, y, luego, la nata. 

Mmm… toda la cocina huele a caramelo. Un olor inconfundible y otro de los placeres que nos ofrece hacer este postre.

El caramelo está listo y lo dejas enfriar a temperatura ambiente. 

Tic tac tic tac… han pasado las tres horas. Una vez esté cuajada la panna cotta pones el caramelo encima y lo dejas otro rato en la nevera. 

Et voilà! A disfrutar de este delicioso postre.

panna-cotta-caramelo

Panna Cotta de Caramelo de Mantequilla Salada

Cuando introduces la cuchara para cruzar la barrera del caramelo y llegar a tu destino final, sabes que estás a punto de disfrutar de un auténtico placer para el paladar.
5 de 4 votos
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 25 min
Tiempo de Descanso 3 h
Plato Postre
Cocina Italiana
Raciones 3 personas

Ingredientes
  

Panna Cotta

  • 500 gr nata para montar
  • 100 gr azúcar
  • 1 cucharada extracto de vainilla
  • 2 láminas gelatina

Caramelo de Mantequilla Salada

  • 100 gr azúcar
  • 10 gr mantequilla con sal
  • 10 cl nata líquida

Elaboración paso a paso
 

  • Pon a remojar las hojas de gelatina en agua fría durante diez minutos para hidratarlas.
  • Mezcla con una varilla la nata para montar y 50 gramos de azúcar en una olla a fuego medio (6 en vitrocerámica). Una vez estén bien mezclados, añade la cucharada de vainilla.
  • Cuando la mezcla esté comenzando a hervir, añade las láminas de gelatina y remueve hasta que se disuelvan.
  • Apaga el fuego y deja que se enfríe la mezcla un rato a temperatura ambiente. Luego sírvela en vasos y mételos en la nevera durante 3 horas para que la panna cotta coja textura y cuaje.
  • ¡A por el caramelo! Vierte 100 gramos de azúcar en un cazo y ponlo a fuego medio (6 en vitrocerámica). No remuevas el azúcar, agita ligeramente el cazo por el mango mientras el azúcar va cogiendo color. Una vez empiece a hervir, le añades, primero, la mantequilla, y, luego, la nata.
  • Cuando el caramelo esté listo, déjalo a enfriar a temperatura ambiente.
  • (3 horas después) Una vez esté cuajada la panna cotta pones el caramelo encima (la cantidad a tu gusto) y lo dejas otro rato en la nevera.
  • Et voilà! A disfrutar de este delicioso postre.

Utensilios

Palabra clave panna cotta, panna cotta de caramelo, panna cotta de caramelo de mantequilla salada
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta
Panna Cotta de Chía con Frambuesas

Panna Cotta de Chía con Frambuesas

¡Estrenamos postre con semillas de chía en el blog! Esta panna cotta de chía con frambuesas es un postre muy fácil de hacer y no te va a llevar nada tiempo.

Además, si tienes copas de cóctel, te puede quedar una presentación muy bonita y visual para cualquier comida o cena que vayas a dar en casa. Pero de este postre no sólo se trata de su apariencia, su textura en el paladar es de cremosidad en estado puro.

Puedes poner una hojita de hierbabuena para dar un toque silvestre y colorido a las frambuesa.

Es Octubre y hace una mañana fría soleada. El día me invita a ponerme el abrigo y dar un paseo entre los árboles otoñales. En la naturaleza pienso en las semillas chía y sus beneficios. Son buenas para los huesos, reducen el colesterol, regulan el tránsito intestinal y te ayudan a adelgazar. Estas semillas son pequeñitas pero con (personalidad y) multitud de propiedades saludables.

Antes de volver a casa del paseo voy a pasar por el súper. Voy a comprar azúcar, nata para montar, vainilla, láminas de gelatina, semillas chía y frambuesas.

Cómo Hacer Panna Cotta de Chía con Frambuesas

1. El primer paso es coger un bol con agua fría y poner a remojar la gelatina durante 10 minutos. De esta manera se va a ir hidratando.

2. Mezcla en un olla la nata y el azúcar y lo remueves con una varilla para batir a fuego medio ( 6 en vitrocerámica)

3. Una vez has mezclado bien la nata y el azúcar, añade la vainilla y las semillas de chía a la olla.

4. Cuando esté en punto de ebullición la mezcla, añade las láminas de gelatina y remueves hasta que se disuelvan.

5. Una vez disueltas las láminas, sube el fuego unos 10 segundos y remueve bien. Y ya puedes apagar el fuego.

6. Antes de servirlas en las copas, pon a enfriar la mezcla a temperatura ambiente unos 10 minutos. Luego mete las copas en la nevera unas dos horas, tiempo suficiente para que cuaje el postre.

7. Et voilà… Ya tienes un postre delicioso listo para deleitar a tus invitados.

receta-panna-cotta-chia-frambuesa

Receta de Panna Cotta de Chía con Frambuesas

La panna cotta de chía con frambuesas es un postre muy fácil de hacer con el que podrás deleitar a tus invitados y no te va a llevar nada tiempo.
5 de 3 votos
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 10 min
Plato Postre
Cocina Italiana
Raciones 3 personas
Calorías Ración 525 kcal

Ingredientes
  

  • 500 gr nata para montar
  • 50 gr azúcar
  • 1 cucharada vainilla
  • 2 láminas gelatina
  • 12 frambuesas

Elaboración paso a paso
 

  •  Pon a remojar las láminas de gelatina en un bol durante 10 minutos.
  • Mezcla en un olla la nata y el azúcar y lo remueves con una varilla para batir a fuego medio ( 6 en vitrocerámica)
  • Una vez has mezclado bien la nata y el azúcar, añade la vainilla y las semillas de chía a la olla.
  • Cuando toda la mezcla esté en punto de ebullición, añade las láminas de gelatina y remueve bien hasta que se disuelvan.
  • Una vez disueltas las láminas, sube el fuego unos 10 segundos y remueve bien. Y ya puedes apagar el fuego.
  • Antes de servirlas en las copas, pon a enfriar la mezcla a temperatura ambiente unos 10 minutos. Luego mete las copas en la nevera unas dos horas, tiempo suficiente para que cuaje el postre.
  • Et voilà… Ya tienes un postre delicioso listo para deleitar a tus invitados.
Palabra clave panacota, panna cotta, panna cotta de chía con frambuesas
¿Te ha gustado este postre?Sígueme en @yoquieropostre y no te pierdas ninguna receta